Deporte

Fórmula Benetton

Benetton ha dejado una huella indeleble en el mundo de la Fórmula 1.

A principios de la década de 1980, United Colors of Benetton patrocina al equipo inglés de Tyrrell y seguidamente al equipo italiano de Alfa Romeo. Pero la revolución tuvo lugar en 1986, cuando Luciano Benetton decide hacerse cargo de una escudería por unos dos millones de libras.

Es el comienzo de una emocionante aventura. Durante los primeros años, Benetton Formula desempeña el papel de un extraño, cuyo trabajo es molestar a los dos grandes equipos del momento: Williams y Ferrari. Entre 1988 y 1990, Benetton se alza con dos bronces y un cuarto puesto en la clasificación mundial de constructores, con un puñado de victorias en prestigiosos circuitos.

En 1991, Benetton Formula firma con un joven piloto alemán: Michael Schumacher. Tras un tercer puesto en 1993, Schumacher se adjudica la clasificación de pilotos en 1994 y repite al año siguiente, haciendo que Benetton triunfara también en la clasificación de constructores. Es la cumbre para Benetton Formula, que en los años posteriores obtendrá buenos resultados.

En 2001, tras haber disputado 260 Grandes Premios, ganando 27, el equipo fue cedido a Renault.

El balance para Benetton es positivo: además de las victorias en la pista, la aventura en la Fórmula 1 supuso un aumento exponencial en la popularidad de la marca y un amplio conocimiento sobre fibras y tejidos de alta tecnología, adquirido durante el estudio de la ropa para los pilotos.